Servicios

Terapia de lenguaje

Si su hijo tiene problemas para leer y deletrear, la terapia del habla podría no parecer la respuesta obvia. Muchas personas piensan que los terapeutas del habla solamente trabajan con personas que tienen problemas para producir ciertos sonidos (articulación), que tartamudean o tienen algún ceceo.

Los terapeutas del habla se ocupan de esas dificultades del habla, pero también ayudan a los niños que tienen otro tipo de problemas con el lenguaje hablado y escrito, como la dislexia, la dispraxia y el trastorno del procesamiento auditivo. De hecho, un terapeuta del habla es llamado, más precisamente, patólogo del habla y el lenguaje (SLP, por sus siglas en inglés).

  • Trastornos del habla y del lenguaje
    La Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (American Speech-Language-Hearing Association, ASHA) clasifica los trastornos del habla según describimos a continuación:
  • Los trastornos de articulación – dificultad producir sonidos en las silabas y al emitir palabras de forma incorrecta de modo que otras personas no pueden entender lo que la persona está diciendo.
  • Trastornos con la fluidez del habla con problemas que incluyen tartamudez – una condición donde el habla se interrumpe debido a pausas anormales, repeticiones o sonidos prolongados y silabas.
  • Resonancia o trastornos de la voz – incluye problemas con el tono, el volumen o la calidad de la voz. Distrae a los oyentes de lo que se está diciendo. Estos tipos de trastornos también pueden causar dolor al niño o hacerle sentir incómodo cuando está hablando.
  • Disfagia oral/trastornos de la alimentación – incluye dificultades al comer o al tragar.

Los trastornos del lenguaje pueden ser receptivos o expresivos:

  • Los trastornos receptivos se refieren a las dificultades al entender o procesar el lenguaje.
  • Los trastornos expresivos incluyen dificultades para combinar palabras, vocabulario limitado o inhabilidad de usar el lenguaje en forma socialmente apropiada.